Un plano callejero de Roma tallado en mármol

Un plano callejero de Roma tallado en mármol

Los apasionados del mundo clásico tienen ahora un motivo adicional para visitar Roma: el recién inaugurado Parque Arqueológico del Celio.

Estratégicamente ubicado junto al Coliseo, este parque alberga una pieza histórica singular: la ‘Forma Urbis’, un extenso plano de mármol creado a principios del siglo III d.C. que representa la antigua Roma. Durante más de un siglo, este mapa, originalmente compuesto por 150 láminas unidas con grapas metálicas en una pared del Templo de la Paz en el Foro, con una extensión de 235 metros cuadrados, había permanecido oculto a la vista del público.

Fotografía de Cecilia Fabiano / LaPresse

Con una altura aproximada de 18 metros, se cree que su propósito principal era de carácter propagandístico. Se diseñó para ofrecer una vista panorámica de la antigua ciudad y permitir la identificación de sus monumentos más destacados, como el Circo Máximo o el Coliseo. A pesar de esto, su capacidad para que los peatones en las calles apreciaran los detalles necesarios para orientarse en Roma sería limitada.

Construida entre el 203 y el 211 d.C., durante el mandato del emperador Séptimio Severo, la ‘Forma Urbis’ se perdió tras la caída de Roma y no fue descubierta hasta 1562. Los fragmentos hallados entonces en una excavación se llevaron hasta el jardín del cardenal Farnese, siendo muchos de ellos utilizados en los años posteriores como material de construcción para nuevas obras.

Su custodia no comenzó hasta que en 1742 pasaron a formar parte de los Museos Capitolinos. La ‘Forma Urbis’ permite reconocer el Coliseo, algunos bloques de ‘insulae’, las viviendas de varios pisos de los antiguos romanos; las ‘domus’, donde residía la población más adinerada, o los ‘horrea’ (almacenes). Se cree que las incisiones en el mármol para marcar las construcciones, columnas y otros elementos arquitectónicos se realizaron cuando las lastras ya habían sido colocadas en la pared.

Los expertos han conseguido encontrar en la ‘Forma Urbis’ algunos pequeños errores, tanto en la orientación de varios edificios, como en las inscripciones para identificar diversas construcciones.

Texto extraído de: https://www.heraldo.es/noticias/sociedad/2024/01/15/un-callejero-tallado-en-marmol-en-roma-1703888.html