El mármol: Un material de construcción polifacético (3ª parte)

El mármol: Un material de construcción polifacético (3ª parte)

Mármol Abujardado

Este acabado se consigue con el golpeo de un martillo o bujarda en la superficie del material, logrando un aspecto rugoso pero uniforme.
 
No obstante, lo más eficaz es usar una máquina abujardadora, que está especialmente diseñada para conseguir este acabado.

Mármol Escarfilado 

El aspecto que logramos a través del escarfilado del mármol es rústico y se obtiene a través del cincel.
 
El golpeo de este utensilio en la superficie del mármol hace que se desprendan esquirlas o lascas, logrando una apariencia más abrupta.
 
El mármol escarfilado suele usarse en revestimiento de fachadas tanto de interior como de exterior.

Mármol Arenado

El acabado arenado se obtiene erosionando la superficie del mármol mediante la proyección de un chorro de arena de sílice.
 
El aspecto que le da el arenado al mármol es similar al abujardado, pero menos rugoso.
 
Por tanto, el uso que podemos hacer de él es revestimientos interiores y exteriores, así como en pavimentos de exterior.

Mármol Flameado

Este acabado flameado, se realiza mediante una lanza térmica, consiguiendo reflejar los montículos y depresiones en su superficie.
 
La aplicación de este tipo de acabados del mármol resulta ideal para el revestimiento interior y exterior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*